martes, 15 de agosto de 2017

CULTIVANDO EL AMOR...? BENEFICIOS DEL APEGO...!


Según la Teoría del Apego, que estudia, investiga y describe cómo conseguir el desarrollo humano más evolucionado para conseguir esas relaciones más civilizadas con los demás, depende y está en relación con el vínculo con sus figuras tempranas de apego y la calidad de esa interacción, que servirá como modelo para sus posteriores relaciones en la vida adulta.

Las relaciones con los vínculos paterno y materno van a servir como base para el desarrollo afectivo y emocional, y tendrán consecuencias muy favorables en su futuro como persona.

Igualmente las relaciones vinculares con el padre y madre, potenciarán las mejores interacciones en su vida futura, en lo inherente a su pareja, familia y amistades.

También facilitará el manejo en sus interacciones con los demás, en la vida cotidiana y en los momentos de estrés y dificultades, fortaleciendo sus capacidades para afrontar mejor los desafíos de la vida.

En conjunto, contribuye a consolidar los patrones vinculares con los hijos y facilita el que estos patrones sean organizados.

Las situaciones cotidianas que facilitan los vínculos seguros entre padres e hijos son en principio, la existencia de una cercanía de trato para poderse comunicar cotidianamente

Y es la oportunidad para crecer con un equilibrio emocional y personal saludable.

Es la garantía para establecer relaciones de amor y de pareja equilibradas y para una calidad de vida y felicidad...

lunes, 14 de agosto de 2017

PAREJA...?...SÍ...! LLENAR VACÍOS...?


El hecho de crecer interiormente es un desarrollo individual, algo que nadie puede hacer por uno.

Aprender a organizar y manejar las emociones, es algo personal, un avance en el crecimiento, cuyo horizonte es conseguir ser personas más plenas, equilibradas y gestionarse la vida de forma individual.

Es la forma de poder compartir con otros y aportar felicidad.

La extendida creencia de tener pareja para que llene vacíos, es vivir en la falsa expectativa de que el otro tiene que completar esos desequilibrios.

De ahí que se llegue a muchas separaciones y divorcios como consecuencia de haber experimentado situaciones de frustración y fracaso en las expectativas. 

Quién dijo que la satisfacción por la vida la puede inyectar la pareja, hay tanto del amor... tanto de la vida... que lo construye el propio sujeto...?

En la vida de pareja se trata de aportar y del enriquecimiento conjunto, crecer interiormente es el objetivo con más garantía...

Quién puede dar lo que no tiene...?

domingo, 13 de agosto de 2017

AMAS CIEGAMENTE...?


Pues no te conviene amar así, tal vez te hará sufrir. Nunca interesa amar ciegamente, el síndrome de Anna Karenina se repite y está presente en las historias de amor de la humanidad.

Amar te interesa siempre, con toda tu pasión e intensidad, con plenitud y disposición. Ciegamente no...!

Ten en cuenta que el amor valioso, el pleno, el de verdad, no es obsesión.

Siempre en el amor de verdad, existe la relación adulta y responsable entre las personas y saben contribuir diariamente a su felicidad, resolviendo los desafíos de la vida que se les vayan presentando.

Aprenden a tenerse en cuenta, a escucharse y consideran el compromiso de ambos, sus necesidades y su prioridad de crecer como personas y como pareja. Y que les permita su participación laboral y social.

Lo que no es amor, es esto:

-Chantajes,

-Celos,

-Imposiciones,

-Ausencia de diálogo y comprensión,

-Carencia de felicidad,

-Falta de autorrealización.

Amar sí, con los ojos abiertos y sin olvidarte de tus razones, siendo consciente de tu vida y sobre todo sabiendo qué es lo que la otra persona te aporta, hace por ti. Es necesaria la reciprocidad en el amor...!

sábado, 12 de agosto de 2017

AMOR OBSESIVO...? LIMERENCIA...! (II)


Por ello a la vez se transforma en un gran sufrimiento y martirio para la persona enamorada, como consecuencia de la frustración que produce el ser consciente de vivenciar un tipo amor fantasmal, y sobre todo no sentirse ni atendido al mismo nivel, ni siquiera reconocido.  

Todo vive en el interior de alguien, en el silencio que mata, sufriendo la no reciprocidad y sobre todo, las consecuencias de un pensamiento alienado, sometido. 

En general es como estar "locamente enamorado" en lo profundo de su ser y pudiendo pasar de la alegría a estados más desesperados, después de interpretar y atribuir significados diversos e intencionales a los comportamientos del ser amado. 

Si interpreta alguna actitud como rechazante, entra en el pánico de no sentirse amado y acaba con ataques de ansiedad, con toda la sintomatología propia de una crisis. 

En realidad las personas experimentan ese amor, esa limerencia por otro sujeto que lo desconoce, ni se le pasa por su imaginación el encuadre sentimental del enamorado, desbordado hasta esos límites. 

Los afectados por esta alteración emocional, pueden ser muy inseguros, sin autoestima, con falta de confianza en sí mismos y que desarrollan gran temor a ser rechazados, por ello tienen dificultades para el acercamiento a la persona amada. 

Y con su importante timidez que les lleva a la incapacidad de lograr unas relaciones sociales mínimamente satisfactorias. Otro síntoma es el hambre y deseo de descubrir y conocer "todo" sobre el ser amado, sus costumbres, pasiones, actividades, su vida presente y su pasado. 

Y en el caso de que la persona amada, llegase a darse cuenta de todo lo que significa para la otra, pueden llegar a desarrollar intenso miedo y asfixia, incluso sentirse amenazados. Sin duda, se caracteriza como un amor de sufrimiento. 

La limerencia es el amor obsesivo, la persona se siente como predestinado a fundirse con el otro. 

Sin embargo ese es el amor desesperado e imposible hacia ese alguien tan irreal, que se va transformando en dolor, sufrimiento, llanto y angustia. Es el drama que lleva a la desesperación.